¿Por qué el Acta DREAM derrotada?

Por Justin Akers Chacón y Lee Sustar | diciembre de 2007 | página 4

LOS SENADORES anti-inmigrantes bloquearon un proyecto de ley que hubiera dado un camino a la ciudadanía a jóvenes sin documentos por medio de la educación superior o el servicio militar.

El proyecto, conocido como el Acta DREAM, era controversial entre los que luchan por los derechos de los inmigrantes porque pudo haber dirigido a los jóvenes indocumentados hacia el ejercito más que a la educación superior.

Pero la militarización de los jóvenes inmigrante no fue la preocupación de congresistas tales como el representante Tom Tancredo (R-Colo), quien llamó a la migra para que detuviera a los jóvenes presentes en la conferencia de prensa organizada por el senador Dick Durbin (D-Ill), el patrocinador de este proyecto de ley. “Dick puede argumentar lo que quiera, pero todos sabemos que DREAM está diseñado para hacer sólo una cosa: beneficiar a los inmigrantes ilegales,” dijo Tancredo.

“Este o cualquier otro proyecto de amnistía seria una cachetada en la cara de todos aquellos que vinieron legalmente”, dijo el senador James M. Inhofe (R-Okla).

Ocho demócratas se unieron a la mayoría de republicanos para matar el proyecto de ley. Otros tres senadores demócratas no votaron: Ted Kennedy (Mass.), Barbara Boxer (Calif.) y Chris Dodd (Conn.). La dirigencia demócrata dijo que pondrían el proyecto nuevamente a consideración en el 2009, especialmente si ganaban la Casa Blanca y una mayoría más amplia en el Congreso.

- - - - - - - - - - - - - - - -

LA ADMINISTRACIÓN Bush, que apoyó partes del proyecto DREAM cuando estaba incluido en la reforma migratoria derrotada el verano pasado, también se opuso, diciendo que el proyecto era un “sendero preferencial a la ciudadanía para una clase de inmigrantes ilegales.”

Pero el proyecto DREAM difícilmente es el “sendero preferencial” hacia la ciudadanía que Bush dice. Hubiera dado un estatus legal permanente “condicional! por un periodo de 6 años a inmigrantes indocumentados basado en dos grupos de condiciones.

La propuesta hubiera incluido a quienes que entraron al país antes de los 16 años de edad, que hubieran residido en EEUU por un periodo de 5 años, recibido un diploma de secundaria, sin una orden de deportación pendiente después de los 16 años de edad, y que fueran menores de 30 años al momento de aprobación de la ley.

En segundo lugar, el “estatus condicional” sería cambiado a permanente sólo si la persona completa al menos dos años de universidad en EEUU, o por dos años en las fuerzas armadas, sin una baja deshonrosa.

Aproximadamente 360.000 estudiantes sin documentos serían elegibles para el estatus condicional bajo la propuesta, con otros 715.000 jóvenes que podrían calificar si completan la preparatoria.

Pero es el “camino a la legalización” del proyecto DREAM lo que provocó el debate dentro del movimiento por los derechos de los inmigrantes.

Los que apoyan al proyecto dicen que ayudaría a reducir las deportaciones que han afectado a 185.431 hombres, mujeres y niños en el año 2006, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Patria (DHS). Más aún, ante el fracaso de la reforma migratoria, el acta DREAM fue visto como una manera de pasar cambios de pedazo a pedazo, poniendo énfasis en la educación e integración de los jóvenes inmigrantes en la sociedad.

Así como Frank Sharry, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración dijo, “Medidas como el acta DREAM act ... pueden dirigirnos hacia mejores condiciones para las familias y la economía americana y un brillante futuro para los inmigrantes en este país.”

Pero para otros activistas el proyecto DREAM es alarmante por los detalles que se esconden en la letra chica. Estos no niegan los aspectos positivos del proyecto, pero argumentan que la opción de educación superior estaría muy limitada para muchos, si no la mayoría, de los jóvenes inmigrantes. Como resultado, dicen, el proyecto serviría para empujar a los jóvenes hacia las fuerzas armadas.

De acuerdo con Fernando Suárez del Solar, un activista en contra de la guerra cuyo hijo fue uno del los primeros de morir en Irak, “Lo veo como un tipo de reclutamiento forzoso. Es inmoral.”

Otros críticos señalan las dificultades institucionales que los jóvenes inmigrantes enfrentan en el sistema educacional y en la sociedad que trabajan en contra de su habilidad de completar la preparatoria o entrar a la universidad--una realidad ignorada por el proyecto DREAM.

Por ejemplo, en California (que tiene la la población indocumentada más grande) los estudiantes latinos no están siendo adecuadamente preparados para la universidad y tienes los más bajos niveles graduación a causa de la discriminación, pobreza y falta de fondos.

De acuerdo con un estudio hecho pos el Concilio Nacional de la Raza, sólo al 20 por ciento de los estudiantes latinos de secundaria se les ofrecen cursos que transfieren a las universidades estatales, comparado con el 40% para estudiantes blancos. Como resultado, los estudiantes latinos están menos preparados para los exámenes requeridos para ingresar a las instituciones de educación superior.

Dado que los estudiantes inmigrantes, sobre todo los latinos, reciben menos presupuesto y preparación, ellos tienen los niveles más altos de deserción escolar (52 por ciento), los más bajos niveles de graduación (45 por ciento), los niveles mas bajos de transferencia de cursos (27 por ciento) y los que menos probabilidades tienen de recibir licenciaturas (8 por ciento).

Las tasas de éxito academizo también son bajas en los colegios comunitarios. En el 2006, un estudio mostró que el 79 por ciento de los estudiantes de los colegios comunitarios (una de las principales opciones para muchos de estudiantes latinos, debido a los menores costos y la flexibilidad en el horario de las clases) dejan sus estudios sin obtener un grado o certificado.

La pobreza estructural en las comunidades latinas también disminuye la opción de la educación superior. En el condado de San Diego -el cual tiene la segunda mayor concentración de operaciones militares en la nación - los latinos son los más pobres.

De acuerdo a un estudio del Centro de Iniciativas Políticas, mientras los latinos tienen las más altas tasas de empleo y constituyen menos de la tercera parte de la población, reciben los salarios más bajos y constituyen el 52 por ciento del total de la población que vive en pobreza. Los números son más significativos si se considera sólo a la población indocumentada.

Poniendo la opción de la educación superior aún mas fuera del alcance, los patrocinadores del proyecto DREAM quitaron el lenguaje que hubiera garantizado costos al mismo nivel que los residentes del estado para los estudiantes indocumentados- lo que significaba que en la mayoría de los casos, los estudiantes con “estatus condicional” habrían enfrentado costos internacionales, dado que sólo 10 estados permiten a los estudiante indocumentados calificar como residentes del estado.

Además, aquellos que calificaran serían excluidos de la mayoría de formas de ayuda federal, tales como las becas Pell, que son para el financiamiento de la mayoría de estudiantes de bajos ingresos. La mayoría de las becas para los estudiantes universitarios requieren que los solicitantes sean ciudadanos.

- - - - - - - - - - - - - - - -

RICK JAHNKOW, coordinador del Proyecto sobre la Juventud y las Oportunidades Fuera del ejercito, basado en Encinitas, Calif., dijo al San Diego Union-Tribune, “Yo pienso que algunos querrán unirse al ejército, pero la mayoría esencialmente será forzada a hacerlo”.

De hecho, al promover el Acta DREAM, su patrocinador Dick Durbin se alió con prominentes republicanos y con el Departamento de Defensa, que vieron la ley como una solución a las dificultades del ejército para alcanzar las cuotas de reclutamiento.

“Muchos en el Departamento de Defensa, como yo, creen que el Acta DREAM es importante para asegurarnos que tenemos talentosos hombres y mujeres jóvenes listos para servir en nuestro ejército,” fue citado Durbin por The Army Times.

“Principalmente debido a la guerra en Irak, el ejército tiene dificultades para cumplir sus metas de reclutamiento” dijo Durbin. “Bajo el Acta DREAM, decenas de miles de potenciales reclutas bien calificados serían elegibles para el servicio militar por primera vez. Ellos están deseosos de servir a las fuerzas armadas durante una época de guerra”.

Aun sin el Acta DREAM , el número de personas que no son ciudadanos ha aumentado en el ejército. Hay ahora aproximadamente 35.000 personas con residencia permanente y 105.000 nacidos en el extranjero sirviendo en las fuerzas armadas de Estados Unidos, un aumento considerable desde que la administración Bush anunció ciudadanía expedita para los miembros del servicio armado en el 2002.

David Chu, Subsecretario de Defensa para el enlistamiento de personal, y Bill Carr, Subsecretario de Políticas del Personal Militar, ambos han hablado en favor de usar la prometida legalización como un camino “muy atractivo” para reabastecer sus disminuidos números. Las fuerzas armadas, por su parte, ha implementado numerosos proyectos para reclutar jóvenes latinos en gran escala durante la última década.

A pesar de la derrota del acta DREAM a manos de la derecha, los esfuerzos para atraer o presionar a inmigrantes para enlistarse en las fuerzas armadas continuarán. El debate dentro del movimiento sobre el acta DREAM ha subrayado las conexiones entre la guerra, el imperio y la inmigración. Depende de los activistas por los derechos de los inmigrantes y de los activistas contra la guerra hacer estas conexiones--y construir el tipo de movimiento que puede unir a aquellos que pelean por la paz con aquellos que pelean por la justicia.

Traducido por Nadia Sol Ireri Unzueta Carrasco

Página principal | Retornar arriba

 



Lee los números anteriores de Obrero Socialista.


Lee lo más actual sobre Puerto Rico, de la lucha estudiantil a la situación dentro del movimiento obrero. También se puede leer reseñas de obras artísticas y análises marxistas en español.


Protesta la ley SB1070 con este cartel...Ponlo en tu pared o ventana. Haz clic aquí para bajar el cartel en formato PDF.