Lula: De rebelde a amigo de los banqueros

diciembre de 2007 | página 2

HACE CINCO años, Luiz Inácio Lula da Silva del Partido de los Trabajadores (PT) fue electo presidente de Brasil con las esperanzas de quebrar con las políticas neoliberales pro-empresariales en una de las sociedades más desiguales del mundo. Pero ahora, Lula rige en nombre de los banqueros y se alió con EEUU, mientras los líderes del PT están inmersos en corrupción.

PEDRO FUENTES, Secretario Internacional del Partido por Socialismo y la Libertad (PSOL), habló con LEE SUSTAR acerca de la naturaleza del gobierno de Lula y del esfuerzo por construir una alternativa socialista en el Brasil.

- - - - - - - - - - - - - - - -

HOY, LULA es un gran amigo de George W. Bush y es el guardián del orden neoliberal. Pero en 1980, cuando el PT se fundó, Lula era un radical.¿Quién fue Lula en esa época, y cuál fue el contexto político?

LULA comenzó su camino como líder sindical en 1972. En ese período, los sindicatos estaban vinculados a la dictadura militar que gobernaba el país desde 1964, y sus dirigentes eran llamados caciques.

Lula se convirtió en un prestigioso líder cuando encabezó la huelga metalúrgica de 1978 en el cordón industrial de Sao Paulo. De esta lucha surgió un nuevo movimiento sindical, más democrático y más orientado a la lucha de clases que el de los caciques. De este proceso se construyó la Central Única de Trabajadores (CUT) y el PT.

EL PT fue conocido como un partido socialista que no era ni socialdemócrata ni marxista ¿Cuál es la base del PT en la década de 1980, y cuáles eran las más importantes corrientes?

EL PT fue un independiente partido de trabajadores, similar a la que Leon Trotsky propuso para EEUU en los años '30. Se levantó de las luchas sindicales y de la lucha contra la dictadura militar. Fue un frente político que reunió a sectores de la Iglesia Católica, especialmente en las comunidades cristianas de base, ex guerrilleros, Castristas, y a todas las corrientes Trotskistas.

Lula participó del liderazgo PT desde el principio, jugando un papel bonapartista y siempre la defensa de las políticas más moderadas.

DURANTE LOS '90, el PT aumentó su impacto político cuando sus miembros ganaron la alcaldía de Sao Paulo y de otras ciudades. ¿Qué impacto tuvo este éxito electoral sobre la base del partido y de sus políticas?

La elección de Lula Da Silva siguió la de 1989, cuando Lula llevó al candidato conservador Fernando Collor de Mello a una segunda vuelta electoral. Las esperanzas y expectaciones de la izquierda, de vasto movimientos sociales y de los pobres eran enormes, que respondió a la la virulenta campaña derechista con movilizaciones no vistas desde el tiempo de la lucha por la recuperación de la democracia contra la dictadura militar en los ochenta.

La burguesía jugó las cartas que pudo para impedir el triunfo de Lula, incluyendo la campaña de calumnias que la principal red televisiva emprendió en los últimos días de la elección.

Luego de un proceso que duró años, hoy, el carácter independiente del PT está perdido. El liderazgo de la federación laboral CUT reformó los estatutos para fortalecer la burocracia sindical y lo mismo pasó con los estatutos y el programa del PT

Este giro hacia la derecha coincidió con uno más general dado por los partidos social-demócratas y sindicatos a través del mundo después de la caída del muro de Berlín. Una parte importante de la dirigencia sindical se convirtió en administradores de los fondos de pensiones de los trabajadores.

Como sea, a pesar de su profunda degeneración el PT se mantiene como una alternativa electoral. Continua siendo percibido como un partido opuesto al neoliberalismo y su programa, aunque no socialista, es antineoliberal.

La gente pensó que con Lula en la presidencia del país, la situación cambiaría. Simultanéamente, nuevos vientos soplaban sobre América Latina particular en la Argentina, Bolivia y Ecuador. El PT representó la esperanza de que el cambio en el Brasil.

LULA GANÓ la elección del 2002 con la promesa de un fundamental cambio social para los trabajadores y los campesinos sin tierra. ¿Lo que pasó luego?

EL CAMBIO que el PT experimentó terminó su curso por la mitad de la década de 1990. Algunos meses antes de la elección, Lula y su equipo escribieron una “Carta a los Ciudadanos”, que era en realidad una carta de garantías para el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, en la que se comprometieron completamente a financiar el capital.

Una vez ya en la oficina presidencial, su elección de ministros fue emblemática. Los puestos clave fueron para los hombres del gran capital--por ejemplo, como Jefe del Banco Central, Lula nombró a un ex alto ejecutivo de FleetBoston Financial, en los EEUU. En 1994, Lula desmanteló un movimiento de huelgas de los trabajadores petroleros que tuvo la posibilidad de convertirse en una huelga general contra los planes neoliberales del gobierno.

El gobierno de Lula es para las grandes corporaciones y los banqueros, y para esto se a aliado con los partidos patronales en el Congreso. Ahí, el gobierno montó un esquema de compra de votos para aprobar las leyes de su interés.

¿COMÓ SE formó el PSOL? ¿Cuál es la base del partido?

PSOL FUE formado como una respuesta a la traición del PT y para reagrupar a los sectores que mantenían los principios fundacionales del PT. A Heloísa Helena, presidenta del PSOL, le gusta decir que el PSOL es un paraguas de la izquierda socialista y de los combatientes que no se han vendido.

Su fundación es el resultado de la negativa de los diputados Luciana Genro, João Babatista, João Fontes, y la Senadora Heloísa Helena, de votar por a favor de restarles derechos a los funcionarios jubilados. Esta negativa desencadenó una huelga, que por apoyarla, los legisladores fueron expulsados del PT.

Nuestro partido es superior a la PT. En su constitución, la comisión aprobó un claro programa socialista--algo que el PT nunca tuvo--y la organización se construye sobre un núcleo de base obrera que no tiene ninguna función en la vida de la PT.

La campaña presidencial de Heloísa Helena en 2006 puso al PSOL en diálogo con millones de trabajadores, mostrando que hay alternativa--la de enfrentar las medidas neoliberales, en especial, a los banqueros, que dominan gran medida la economía del país.

También destacó que la lucha contra la corrupción no debe entenderse como una cuestión de moralidad en la política, sino un mecanismo intrínseco en el que el capitalismo, a través de las grandes empresas, las normas del estado mediante la compra y el pago de los políticos y los funcionarios públicos en función de sus intereses.

El resultado de la elección fue un gran éxito. El nuevo partido se convirtió en la tercera fuerza, rompiendo la polarización entre Lula y el candidato de la derecha. Heloísa alcanzó casi 7 millones de votos--el 7 por ciento del electorado.

DINOS ALGO de la situación política de hoy--por ejemplo, en el movimiento sindical, con la formación de la alianza de sindicatos por la lucha de clases, ConLutas.

EL RESULTADO electoral repercutió en el proceso de reconstrucción de los sindicatos, con la aparición de ConLutas y Intersindical. Ambas organizaciones rechazan la CUT y están creciendo entre la vanguardia obrera. Además, existe una giro a la izquierda en el Movimiento de los Trabajadores sin Tierra (MST), a pesar de que su liderazgo aún apoya a Lula. En el movimiento campesino hay otras organizaciones, como el Movimiento de Tierra y Libertad (MTL), cuyos dirigentes y cuadros forman parte del PSOL.

El proceso político en el Brasil está avanzando más rápidamente de lo que lo hace en los sindicatos. En unos pocos meses, PSOL se ha fortalecido como consecuencia de haber participado en importantes luchas--entre ellas, la defensa de los controladores de tránsito aéreo.

También, el partido se ha involucrado en la lucha por la destitución del presidente del Senado, Renan Calheiros, en el parlamento y como en las calles. Este es un notable caso de corrupción, donde el PSOL ha ganado un importante prestigio popular por estar en la primera línea de la lucha en su contra.

Si, en el pasado, el PSOL fue conocido como el partido de Heloísa Helena, ahora se conoce como el partido que se alinea con los trabajadores y el pueblo, contra de los políticos y las instituciones corruptos.

En Porto Alegre, una ciudad de tradición izquierdista, Luciana Genro es uno de los tres principales candidatos a la alcaldía, con el apoyo del 17 por ciento de los probables votantes.

El PSOL está en camino de convertirse en un instrumento político de los trabajadores y el pueblo--uno capaz de competir por el apoyo entre las masas por un programa democrático, anti-imperialista y de ruptura con el capitalismo.

Este es un partido que considera que la lucha por el socialismo es internacional, y por eso tiene relaciones con otras organizaciones que también luchan por el socialismo en el mundo. En particular, creemos que es muy importante para el futuro socialista que los trabajadores de los EEUU luchen contra el líder del capitalismo mundial.

Traducido por Orlando Sepúlveda

Página principal | Retornar arriba

 



Lee los números anteriores de Obrero Socialista.


Lee lo más actual sobre Puerto Rico, de la lucha estudiantil a la situación dentro del movimiento obrero. También se puede leer reseñas de obras artísticas y análises marxistas en español.


Protesta la ley SB1070 con este cartel...Ponlo en tu pared o ventana. Haz clic aquí para bajar el cartel en formato PDF.